Poses para Fotos en la Playa

Las fotos no pueden faltar mientras estamos de vacaciones, y es por ese motivo que hoy les voy a dar algunas poses que en definitiva tienen que hacer mientras están en la playa. Se los prometo, sus imágenes van a salir increíbles y muchas personas les van a preguntar por las fotos e incluso les pedirán que les den su secreto.

¿Están listos para verse de 10 en la playa? Vamos a ver esas poses.

Poses para Fotos en la Playa

Poses para Fotos en la Playa Gorditas en pareja y con vestido
Poses para Fotos en la Playa

Sobre una tabla de surf

Para la primera pose que les traigo, van a pedirle su tabla de surf a alguien o, si su novio tiene una, pueden usarla. Le van a pedir que sostenga la tabla y luego se van a recostar en ella con la espalda sobre la superficie. De preferencia, que la tabla este lo suficientemente inclinada como para que su novio incline la cabeza y puedan mirarse a los ojos.

Cuando adopten esas posiciones, van a pedirle a un acompañante que les tome la foto y, ¡Listo! Una pose divertida y muy creativa que además los hará lucir bien en pareja, sin necesidad de que tengan que preocuparse por el agua.

Claro que a algunas personas les gusta tomarse fotos en pleno mar, así que para ellos es la siguiente pose.

Pareja entre las olas

En la siguiente pose van a tener que meterse al mar, pero a una distancia no muy honda. Solo lo suficiente como para que las olas rompan con sus cuerpos.

¿Listos? Perfecto. Es tiempo de abrazarse e incluso la chica puede alzar un pie para dar la impresión de que la estuvieron girando hacía unos momentos. Pídanle a alguien que les tome la foto en cuanto rompan las olas con ustedes y, mientras lo hacen procuren no resbalar o caerse.

Ya lo verán. Si logran esa hazaña serán recompensados con una serie de imágenes muy originales y en pareja. Esta pose la pueden hacer sin problema las chicas gorditas, así que no tengan miedo y atrévanse. Saldrán muy bien en compañía de sus parejas.

Arrodillada y con vestido

Para la última foto les voy a pedir que se pongan un vestido muy ligero. No importa si es un vestido para después de nadar o no, solo necesitan que tenga mucho vuelo y sea liviano. Se van a arrodillar frente al mar y, dándole la espalda a la cámara, van a tomar un puño de arena seca con cada una de sus manos y la van a dejar caer poco a poco.

Díganle a su acompañante que les tome la foto y, de preferencia hagan la sesión en la tarde para que su silueta se vea más oscura y resalte tanto el mar como la arena que las rodea. Si al final no pueden hacer la foto a esas horas, bien pueden usar un filtro para oscurecer un poco la toma.

A algunas personas les gusta incluir algo de naturaleza a sus fotos, así que para esta bien pueden pedirle a su acompañante que incluya en la toma una palmera.

Otras entradas relacionadas