Cómo Fotografiar Bailarines

La danza es mágica y sus fotografías pueden capturar una esencia artística única. Y si quieres aprender cómo fotografiar bailarines, en esta oportunidad descubrirás algunos trucos que te enseñarán a obtener unas geniales fotos de un espectáculo de danza.

Cómo fotografiar bailarines
Cómo fotografiar bailarines

Guía para fotos de danza: cómo fotografiar bailarines

Si quieres tomar las mejores fotos de un bailarín, aquí conocerás cómo fotografiar bailarines con ayuda de esta pequeña guía práctica.

1. Cuida los detalles de iluminación

La iluminación siempre será uno de los elementos claves a la hora de cualquier fotografía. Escoge el tipo de iluminación que utilizarás: natural o artificial.

Aunque si estás en un entorno en el que tienes que adaptarte a las circunstancias como una presentación de ballet en un escenario donde no haya mucha iluminación o un espectáculo nocturno de danza, puedes utilizar el flash, pero sin abusar de este recurso.

2. Define qué es lo que deseas conseguir con tus fotos

Es fundamental que antes de fotografiar, tengas claro qué es lo que deseas lograr con tus fotos para que tus objetivos vayan alineados con tu método de trabajo.

Si se trata de una sesión privada en la que tienes la oportunidad de colaborar con el bailarín, entonces tendrás la posibilidad de hablar y que ambos puedan intercambiar ideas sobre el estilo que quieren mostrar.

3. Ajusta los detalles de velocidad y enfoque

Configura detalles de tu cámara como la velocidad y el enfoque para que tu foto se vea lo más enfocada posible. Si tienes problemas para controlar tu cámara, puedes escoger el modo automático.

Sin embargo, siempre es más recomendable trabajar con el modo manual ya que podrás realizar pequeños ajustes como el balance de blancos y la apertura de diafragma según lo necesites mientras tomas las imágenes.

4. Toma varias fotos

Al tomar fotos de bailarines no te conformes con una sola. Lo más recomendable es que tomes varias fotografías para que al final puedas escoger que sientas es la ideal.

Por lo general, la primera toma no suele ser la escogida, por lo que no te desesperes por tener que repetir la foto varias veces y ya tendrás tiempo para retocarla con un programa de edición. Solo disfruta de tu trabajo y piensa en que deseas obtener una imagen con la te sientas satisfecho por su calidad y lo que transmite.

Con estos consejos tus objetivos de fotografiar bailarines será todo un éxito, y tus fotos mostrarán toda la maravillosa esencia del arte de la danza.