Cómo Fotografiar Helados

No hay nada tan tentador como ver una imagen de un refrescante y delicioso helado un caluroso día de verano. Y por ello, vamos a ver cómo fotografía helados con algunos trucos que harán que tu s fotos se vean irresistibles.

Cómo Fotografiar Helados
Cómo Fotografiar Helados

4 pasos que te enseñarán cómo fotografiar helados

Si quieres tener éxito en capturar la imagen de un delicioso helado, existen 4 pasos que te enseñará cómo fotografiar helados que se vean espectaculares.

1. Organiza la escena

Tomar fotos de helados es una tarea que requiere estar preparado para mantener la temperatura fría. Lo ideal es que prepares un congelador para los helados y una bandeja metálica, además de los implementos para limpiar cualquier desastre cuando el helado se derrita.

Debes tener a la mano una cuchara para darle forma a tus bolas de helado, una pajita y si es posible, un spray frío para crear el toque especial de una gotita escurriendo que se ve tan bien en una fotografía.

También hay que tener en cuenta la temperatura ideal para formar las bolas de helado: entre -18º y -15º. Esto significa que no debes hacerlas apenas las saques del congelador, sino que debes dejarla reposar un par de minutos.

Otro consejo que no puedes dejar pasar es preparar un doble del helado como pañuelos de colores hechos bola o unas bolas de papel de cocina.

2. Realiza los ajustes de la composición

Antes de empezar tienes que realizar los últimos ajustes de la escena. Coloca el helado en posición y si deseas capturar ese instante de una apetecible gota que cae por un lateral, solo tienes que esperar a que se derrita.

Un sustituto para crear esta gotita es el yogurt helado del mismo color. Solamente debes enfriarlo y aplicar el spray de la misma manera.

3. Mantén el frío

Una de las claves para realizar fotografías de helados es mantener la temperatura fría. Intenta trabajar en una habitación con aire acondicionado y colocar el helado en superficies metálicas o piedras naturales que ayudan a conservar el frío.

4. Toma las fotografías

No tengas miedo de tomar todas las fotos que quieras. Prueba con diferentes ángulos y colores. Por ejemplo, los fondos azulados crean un buen contraste para este tipo de fotografías.

Otra idea es tomar fotos de polos añadiendo el detalle de hielo encima de ellos o colocándolos encima de cubitos de hielo pequeños.

Si sigues estos trucos para fotografiar helados junto con tu creatividad e inspiración, sin duda alguna conseguirás unas imágenes de helados increíbles y muy apetitosas.