Cómo Fotografiar la Naturaleza Muerta

Para un fotógrafo es todo un reto fotografiar la naturaleza muerta, porque al hacerlo están en cierta forma devolviendo a la vida. Algo complejo, pero que merece la pena intentar porque los resultados son geniales. Hoy vamos a aprender cómo fotografiar naturaleza muerta.

Antes de iniciar tienes que saber que para este tipo de fotos se utilizan las mismas técnicas que se emplean para fotografiar objetos inanimados. La disposición de los objetos, así como el fondo y la iluminación, deben estudiarse a fondo incluso antes y durante las tomas de fotografía.

Cómo Fotografiar la Naturaleza Muerta
Cómo Fotografiar la Naturaleza Muerta

¿Cómo fotografiar la naturaleza muerta?

Para empezar recuerda que debes tener un trípode, ya que este equipo te permite ajustar la apertura sin tener que preocuparte por elegir un tiempo de exposición demasiado bajo, para evitar fotos borrosas. Además, tras identificar el mejor ángulo de disparo, puedes fijar la cámara en el mismo punto, experimentando con la exposición y la apertura.

Ahora tienes que configurar otras funciones:

  • Dispón las fuentes de luz con cuidado. Las imágenes del producto se ven mejor cuando se iluminan desde ambos lados. Además de la luz natural, debe tener otra fuente de luz artificial. Te recomendamos que utilice una linterna normal.
  • Usa un flash externo.
  • Ajusta el balance de blancos, esto te va a ayudar a que los tonos de la escena se vea artificial.
  • Establece la distancia focal adecuada, puede ser de 30 a 40 mm.
  • Aplica el enfoque manual y toma el control de la escena.
  • Utiliza la lente correcta. Los lentes estándar con distancias focales variables, son una excelente opción.

¡Lista la cámara! Ahora sigue estos tips

Si quieres que todo quede perfecto, tienes que elegir un fondo adecuado para poder contrarrestar con el objeto que quieres captar. Asimismo, experimenta con diferentes ángulos.

Para que la naturaleza muerta parezca lo más vívida posible, debe poder encontrar el ángulo perfecto desde el cual fotografiar al sujeto. Las tomas frontales suelen ser aburridas, las tomas verticales hacen que los detalles desaparezcan.

Se recomienda que tome el patrón desde una posición ligeramente inclinada desde arriba. En cualquier caso, es recomendable experimentar con tantos ángulos como sea posible para encontrar la mejor toma.

Al mismo tiempo, revisa hasta el más mínimo detalle y analiza bien el entorno y no te olvides de romper los moldes porque tu creatividad es única y es posible lograr fotos increíbles.