Cómo fotografiar la pantalla del ordenador

Para hacer una fotografía de la pantalla de tu ordenador hay varias formas, pero la clásica y que tendrás mejores resultados siempre es la Captura de Pantalla. También siempre puedes hacer una foto con el móvil o una cámara a la pantalla pero ahi tienes que tener más cuidado por los reflejos de las pantallas para que se vea nitida la pantalla del ordenador.

Cómo fotografiar la pantalla del ordenador
Cómo fotografiar la pantalla del ordenador

¿Cómo fotografiar la pantalla del ordenador?

Screenshoot: La mejor solución

Primero, si se requiere precisar una imagen dentro del teléfono en formato de imagen para enviar, se puede hacer un screenshots o capture, de una manera sencilla, buscando en el teclado la opción IMPPnt y posteriormente copiar y pegar en el lugar que se requiere, esta opcion te sirve para windows.

En los ordenadores de la famosa manzana, con sistema IOS, la captura de pantalla se puede hacer de dos formas:

  • Si quieres capturar la pantalla completa es: Cmd + Shit (flecha para arriba) + 3
  • Si lo que quieres es elegir la parte de la pantalla que quieres hacer la foto sería: Cmd + Shift + 4 y te dará la opción de elegir la parte de la pantalla que quieres capturar, creando tu un rectangulo o cuadrado de la parte de la pantalla.

Configuración de la cámara

Segundo, si se requiere tomar una fotografía de la pantalla del ordenador, deben tener en cuenta la luminosidad de la pantalla, para luego, irse a la configuración de la cámara, donde aparece la opción de ISO, la cual permite el cierre y apertura del obturador, dejando entrar o salir mayor iluminación. Para el caso de un ordenador, sería factible, un ISO de entre 200 o 300, según la cercanía que se tenga del objeto que se esté enfocando. Eso delimitara y fraccionara la luz, generando una recesión de la limosidad del objeto y así lograr apreciar la pantalla sin que este destello de luz aparezca en la fotografía.

En el caso de la fotografía, siempre será fundamental ajustar la cámara dependiendo del objeto que se desee tomar, ubicando sus rasgos lumínicos y estéticos, para lograr una foto excepcional.