Cómo Fotografiar mi Aura

El aura, es un campo energético de radiación luminosa. Este campo rodea a todas las personas y es entendida como las vibraciones del alma, de acuerdo al estado de ánimo o los pensamientos. De acuerdo a ello, el color del aura cambia. ¿Cómo fotografiar mi aura? Existe un método para ver el aura, conocido como el método Kirlian. Llamado así, por el electricista Semyon Kirlian, quien descubrió que existía una forma de fotografiar el aura de las personas sin utilizar luz.

Kirlian demostró a través de la fotografía, que todos los seres vivientes e incluso algunos objetos inanimados, tienen un aura centellante. Demostró además que es posible tomar y mostrar energías eléctricas, a través de una imagen.

Cómo fotografiar mi aura
Cómo fotografiar mi aura

Cómo fotografiar mi aura

El aura consta de dos fuerzas complementarias conocidas como:

  • Yin, de color celeste
  • Yan, de color rosado

Cuando ambas fuerzas se encuentran en equilibrio, se puede decir que la persona está sana, y cuando se desequilibran, es porque hay alguna enfermedad.

El aura se compone por energías producidas por partículas de bioplasmas que vibran y fluctúan como si fueran coloridas nubes. Las coloridas nubes, destacan colores vibrantes como rojo, naranja, amarillo,azul, violeta, verde, blanco e índigo. Estos colores, al mezclarse, forman nuevas tonalidades, y cada una se asocia a un órgano distinto del cuerpo.

Para fotografiar el aura, puedes adquirir una cámara Kirlian, diseñada para tomar este tipo de fotografías. Existe un forma de hacerlo de forma casera, sin embargo, no esperes resultados tan extraordinarios como si la tomas desde una cámara. Para capturar el aura en una fotografía, debes colocar las manos, como parte del cuerpo a fotografiar. De este modo se registrará el aura, pues alrededor de los dedos aparece una línea luminosa y coloreada.

Para registrar estas imágenes, puedes adaptar la cámara fotográfica de la siguiente forma:

  • Pide colaboración a una persona de confianza para que tome la fotografía
  • Colócate tapando el sol con la parte de tu cuerpo que quieras registrar
  • Con la cámara, se debe enfocar hasta que la imagen esté levemente fuera de foco, o cubre la lente con papel celofán
  • Que tomen la fotografía y mande a revelar

Al revelar la fotografía, podrás ver los puntos luminosos, que es lo que se le conoce como tu aura. Recuerda que de acuerdo a tu estado de ánimo y emociones, es el color de la misma.