Cómo Fotografiar Velas

¿Cómo fotografiar velas? Puede que parezca ser un trabajo sencillo, pero la verdad es que realizar una fotografía, solo con la luz que ellas emiten, tiene su esencia. Fotografías velas es un verdadero reto que cualquier fotógrafo novato debería afrontar. Sencillamente, es un excelente ejercicio para comenzar a dominar los triángulos de exposición y los maravillosos secretos de la luz de la cámara.

Para lograr tener una buena imagen de velas, debes considerar algunos aspectos como el movimiento, velocidad de obturación, sensibilidad, apertura y por supuesto la iluminación.

Cómo Fotografiar Velas
Cómo Fotografiar Velas

Trucos para lograr fotografiar velas

Para que puedas lograr fotografiar velas y no morir en el intento, puedes intentar aplicar los trucos que te daremos a continuación:

  • El disparo debe ser en modo prioridad apertura, también lo puedes hacer en modo manual.
  • Sube el ISO hasta donde sea necesario para que puedas conseguir efectuar la toma con una velocidad aceptable; por lo menos 1/15 o mayor si es a pulso.
  • Coloca el diafragma lo más alto para que la vela se pueda ver más luminosa.
  • Elimina otras fuentes de luz. Olvídate de usar el flash y procura que alrededor de la vela no haya fuentes de luz intensas. Esto realmente puede estropear tu trabajo.
  • Ajusta de forma adecuada el balance de blancos. El resultado de la toma debería ser bastante cálido. Por lo que si tu cámara tiene el balance de blancos de modo automático, la cámara intentará corregir el color naranja dominante y eso no es lo que deseas ¿Verdad?
  • Disparar ráfagas puede ser de gran ayuda.
  • Debes elegir de manera adecuada la dirección de la luz. Dependiendo de donde coloques, la luz puede cambiar el aspecto de la vela.
  • Utiliza el trípode para evitar las fotografías con movimiento o apoya tu cámara sobre una superficie. Además, puedes intentar las tomas con un mando a distancia para no moverla al presionar el obturador. En caso de no tenerlo prueba con el temporizador.

Teóricamente, estás jugando con fuego, así que debes tener mucho cuidado y ser prudente. Como lo hemos indicado no son fotografías fáciles, pero con mucha práctica y perseverancia puedes lograr hacer un excelente trabajo. Inténtalo y nos darás la razón.