Cómo Hacer una Cámara de Fotos con una Caja de Zapatos

Una caja de zapatos puede convertirse en una increíble herramienta fotográfica. Por ello, en esta ocasión, veremos cómo hacer una cámara con una caja de zapatos y conseguir efectos interesantes.

Lo único que necesitarás son elementos bastantes simples, y el deseo de probar algo diferente para obtener un resultado final de calidad en tu sesión fotográfica. ¡Así que vamos a conocer cómo puedes lograrlo!

Cómo hacer una cámara de fotos con una caja de zapatos
Cómo hacer una cámara de fotos con una caja de zapatos

Aprende cómo hacer una cámara de fotos con una caja de zapatos

No solo las cámaras analógicas y digitales sirven para tomar buenas fotografías. También puedes aprender cómo hacer una cámara de fotos con una caja de zapatos para obtener fotografías con tonos grises, negros y blancos.

Y a pesar de que los colores no se consiguen tan bien con este tipo de técnica, los resultados para tonos en escala de grises hacen de este método uno muy interesante con el que todo amante de la fotografía debería experimentar.

Materiales:

  • 1 caja de zapatos.
  • Cinta aislante negra.
  • Papel fotográfico.
  • Espacio de sala oscura y materiales para revelar las fotos (de lo contrario deberás llevar la caja de zapatos hasta una tienda de revelado).

Pasos para hacer una cámara de fotos con una caja de zapatos:

  • El primer paso es colocar el papel fotográfico sobre la base de la caja.
  • Cierra la caja y usa la cinta aislante para aislarla (puedes pintarla de negro para asegurarte que no pase la luz).
  • Realiza agujero en el centro de la tapa de la caja que sea de un tamaño aproximado a la pinhole de la Diana F + de la cámara.
  • Posteriormente, haz una tapa para el agujero (que será el objetivo) usando cinta aislante que pueda pegarse y quitar con facilidad o papel oscuro (es preferible que sea negro por completo).
  • Todo este procedimiento deberás realizarlo en una habitación a oscuras (al estilo de las habitaciones de revelado), para evitar que la luz afecte al papel de fotografía. Además, solo podrás abrir la tapa para hacer tus fotos luego de unos 15 segundos sin mover la caja.
  • El paso final es cerrar el agujero de la caja y utilizar los líquidos de revelado para obtener la foto que quieres.

¡Y ya tienes una cámara hecha con una caja de zapatos! Prueba este método fotográfico y cuéntanos cuáles fueron los resultados que obtuviste con esta interesante técnica.