¿Qué es y qué se necesita en la Producción Audiovisual?

La producción audiovisual es una de las labores creativas que más versatilidad ofrece. Gracias a la producción audiovisual puedes elaborar desde pequeños videos para redes sociales, hasta largometrajes que serán estrenados en cines de todo el mundo.

Los profesionales del arte de la producción audiovisual son aquellos que saben utilizar cada herramienta de la que disponen, aquellos que desatan toda su creatividad para cada proyecto, e indiscutiblemente son esos que pueden ofrecer al espectador una experiencia insuperable de sentimientos y sensaciones. 

¿Qué es producción audiovisual? 

Es un oficio o profesión que consiste en elaborar materiales compuestos por imágenes y sonidos. Esa sería la definición técnica de una producción audiovisual como profesión. 

Una producción audiovisual, entendida desde el punto de vista de un producto, es aquel material que contiene imágenes y sonido y que puede ser presentado a un público o a una sola persona. Cuenta con una sinopsis que es el argumento de la producción audiovisual. Ese argumento deja un mensaje y una interpretación en quien lo ve.

Ahora, desde el punto de vista artístico, la producción audiovisual no es ni una profesión u oficio, ni es un producto. La producción audiovisual es un arte. Es el arte de contar historias a través de la imagen, de la luz, los colores, las sombras y los sonidos.

Una producción audiovisual bien elaborada debe generar emociones. Y las emociones sólo se pueden lograr a través del arte. Siendo así, nos queda claro que la producción audiovisual es un concepto que va más allá de lo plano y bidimensional del mero concepto técnico.

¿Qué se necesita para lograr una excelente producción audiovisual?

Para entender esto, primero debemos saber cuál es el proceso que conlleva el producir un material audiovisual. Todo profesional que respete y entienda su oficio sabrá que la producción audiovisual se compone de tres fases: la primera es el proceso de preproducción, la segunda la producción y la tercera es la post producción. 

Preproducción

En esta etapa, el productor se encarga de estudiar las posibilidades que un proyecto puede decantar. Se trata de hacer un análisis minucioso de los recursos con los que se cuenta y los resultados a los que se quiere llegar.

Se evalúan costes, vestuario, personajes, escritura de guiones, redacción del argumento, investigación previa de la historia y los personajes.

En caso de ir a grabar fuera del estudio, es necesario prever varios planes de grabación, en caso de que llueva o haga sol, en caso de que se haga de noche, en caso de que alguien tenga un accidente dentro del set. Todo esto se plantea en la etapa de preproducción.

Producción

En esta etapa se colocan las ideas sobre la mesa, se preparan los personajes para comenzar a grabar y se da inicio a las grabaciones.

En el set de grabación, la producción se encarga de poner en marcha al equipo, ya sea camarógrafos, asistentes, actores y demás participantes del material audiovisual.

Se corrigen aquí, los principales errores que puedan surgir en la elaboración de las escenas.

Post Producción

La postproducción es donde ocurre la verdadera magia de la producción audiovisual. En esta etapa, el editor de la producción audiovisual es el encargado de cortar, alargar, musicalizar, armar y presentar el producto final.

Aquí en postproducción se coloca todo lo que tiene que ver con efectos especiales y demás retoques ya sea en la imagen, el sonido, los colores o los efectos que se quiere lograr para asegurar la emocionalidad del material.

Deja un comentario