Cómo Fotografiar la Luna con un 70-300

Es un hecho ineludible, que se deben precisar diversos factores, los cuales estarán en juego para poder tener la fotografía deseada. Aspectos como el lente, la iluminación, el lugar y obviamente el factor principal que es el objeto que se desee fotografiar, serán los detonantes de una buena fotografía.

Cómo fotografiar la luna con un 70-300
Cómo fotografiar la luna con un 70-300

¿Cómo fotografiar la luna con un 70-300 mm de objetivo?

Claro está que el lente juega un papel importante a la hora de tomar la fotografía. No obstante, la mayoría de los lentes utilizados en fotografía tienen rasgos particulares de alcance y exposición del diafragma para lograr la captura deseada.

Lente 70-300mm

Por tal motivo, coexiste una diferencia entre los lentes de menor y mayor alcance. La clave es, precisar cuál es el motivo de fotografía o en este caso, el punto focal. Si se habla de un lente de 70-300 mm se habla particularmente de mayor alcance y sensibilidad a la hora de la apertura del iris con una respuesta del sensor inherente al campo mismo del objeto.

Este lente es mayormente utilizado para trabajar objeto de largo alcance y precisar detalles de movimiento, retomando el tiempo de exposición y función del objeto.

En el caso de la luna, es mucho más detallista y preciso a la hora de la exposición y captura de la misma. Pero para ello hay que tomar en consideración, aspectos más técnicos de rigor para lograr la fotografía deseada.

Consejos para fotografiar la luna

  1. El tiempo de exposición, generalmente este tipo de lentes estas diseñados para este tipo de fotografías, no obstante, es importante trabajar en configuración manual con apertura baja, a diferencia de la 18:55 mm. Debido a que la apertura es más sensible y tiende a la abertura próxima del obturador.
  2. La iluminación, esto es clave a la hora de tomar fotografía, sin embargo, en el caso de este lente, fue diseñado con un rasgo funcional en la parte de la configuración manual que indica el tiempo de movimiento y la apertura para verificar el foco.
  3. El ISO, es variable según el lugar y el tipo de luz, pero, este lente posee la función clave de evitar el ruido mediante el movimiento. Pues, captura al detalle dependiendo de la temperatura.
  4. El acercamiento, es vital, que al momento de capturar la fotografía, fijar el ritmo exponencial del sensor para evitar que contamine la fotografía con destellos de luz.
  5. Por último, hacer una revisión en formato raw para verificar si la configuración logro capturar, según el ritmo de la toma.

Este lente es extraordinario para tomar fotografías precisas, pero siempre debe ser creativo para lograr captar el momento que se requiere.